El voto de calidad del alcalde impide iniciar el estudio para reducir un 50 por ciento la tarifa de la zona azul a los empadronados

El voto de calidad del alcalde de Benidorm, Antonio Pérez, impidió, en el pleno celebrado ayer, que prosperara la propuesta socialista para reducir en un 50 por ciento la tarifa de la zona azul a los empadronados en la ciudad.

Antes de iniciarse el debate de la moción, el equipo de Gobierno del PP solicitó que se quedase sobre la mesa. Tras la defensa de los diferentes posicionamientos de los grupos municipales, tanto el PP como Ciudadanos por Benidorm y el edil no adscrito votaron a favor de dejar sobre la mesa la propuesta; el PSOE, Liberales y Compromís-Los Verdes votaron a contra, produciéndose un empate al abstenerse C’s. Ante este empate el voto de calidad del alcalde fue decisivo para tumbar esta propuesta que “sería muy beneficiosa para los intereses de los vecinos y vecinas de Benidorm”, tal y como apuntaron los socialistas.

Para poder llevar a cabo esta reducción de la tarifa de la zona azul se planteaba iniciar la modificación tanto la ordenanza fiscal número 26 como la ordenanza de movilidad número 1 para reflejar en ambas este descenso del importe, así como las condiciones que se deben cumplir para poder acceder a la condición de residente.

Este rechazo del equipo de Gobierno del PP a la posibilidad de reducir en un 50 por ciento la tarifa de la zona azul a los empadronados vino motivado por el desequilibrio financiero que puede generar esta medida a la concesionaria.

Un desajuste económico que para los socialistas ha sido generado por el equipo de Gobierno del PP al imponer a la concesionaria la reducción de plazas de zona azul, sufragar el coste de la elaboración del PMUS o las obras de mejora del acceso al Palau d’Esports.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *