Un tren con los vagones llenos de humo en la línea Dénia-Benidorm

Más allá de las millonarias inversiones anunciadas por la Generalitat, la línea 9 del TRAM que une la Marina Alta con la Baixa sigue escondiendo una realidad mucho más oscura que acaba de denunciar el Sindicato Ferroviario (SF-Intersindical): FGV mantiene al menos en funcionamiento un tren cuyos vagones continuamente se llenan de humo, con el consiguiente malestar y rotunda perplejidad de los pasajeros y trabajadores. Esta máquina ya se averió de forma continuada el año pasado.

Para el sindicato es otro ejemplo bien palpable de que el enlace entre Dénia y Benidorm sigue arrastrando llamativas deficiencias: «este año son varias las averías significativas que sufre el tren (denonimado 2509/10) y que se repiten sin solución». La última, «con emisión de humos en las cabinas de conducción y de pasajeros» acaeció el pasado domingo en el convoy que llegó a la estación de Dénia a las 14.55 horas.

Ante el incidente, el tren quedó estacionado en la terminal de la capital de la Marina Alta con las puertas abiertas para que se ventilara, ya que debía volver a salir en dirección a Benidorm a las 17.04 horas. Y lo más sorprendente es que a pesar de sus problemas, FGV consintió en que el convoy partiera llevando a bordo un centenar de pasajeros, adultos y niños, que realizaban una excursión a Gata de Gorgos. En este caso, el tren se desplazó sin problemas, pero una vez en Benidorm fue cerrado con destino a los talleres de Alicante, buena prueba, según SF-Intersindical, de que debía volver a ser revisado y que por lo tanto era imposible garantizar que no sufriera más fallos.

Otro detalle significativo es que este convoy sigue formando parte del TRAM pese a que sus carencias se remontan al menos a principios de 2014: el 10 de febrero, a la altura de Benissa, sufrió una avería que dejó atrapados a unos 40 pasajeros en plena vía; el 27 de ese mismo mes otro fallo del trenet dejó abandonados a su suerte una hora a 25 pasajeros en la estación de l’Albir; y por fin en marzo, se vio obligado a regresar a Dénia cuando se encontraba ya en La Xara por culpa de un fallo en su sistema neumático.

Aunque que el hecho de que un tren se llene de humo puede ser el caso más llamativo, SF-Intersindical advierte de que el deterioro de los trenes es generalizado, especialmente en la línea 9, y de que falta personal para su mantenimiento.

Así, y debido a esas deficiencias mecánicas, otro de los trenes, el2507/08 consume los kilómetros de la vía «dando saltos», lo que causa «grandes molestias a los pasajeros». «Estas y otras visicitudes no muestran el tren que nosotros quisiéramos para este siglo XXI, un servicio que sigue viviendo de rentas de un pasado tan lejano y sin adecuarse ni en servicio ni en calidad al de un transporte de Cercanías actual». La línea está celebrando en la actualidad el centenario de su apertura.

Esta central sindical ha vuelto a denunciar además «las condiciones de trabajo de la plantilla, especialmente de los maquinistas», lo que conllevó «un ultimátum de la Inspección de Trabajo a FGV con un plazo que concluye el 31 de marzo para ponerse en orden».

Un tren con los vagones llenos de humo en la línea Dénia-Benidorm
Un tren con los vagones llenos de humo en la línea Dénia-Benidorm

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/03/10/un-tren-con-los-vagones-llenos-de-humo-en-la-linea-denia-benidorm/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *