Un juez ordena cerrar uno de los pubs más polémicos de Benidorm

El titular del juzgado de primera instancia número dos de Benidorm ha condenado a la empresa Benisuisse SL a cesar definitivamente la actividad desarrollada en el Tiki Beach, uno de los pubs más frecuentados y controvertidos de la ciudad, expedientado desde hace años y sobre el que pesa una orden de demolición por deficiencias en sus cerramientos.

En la sentencia -contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia de Alicante-, el magistrado declara además resuelto el contrato de arrendamiento y decreta el lanzamiento de la empresa de dicho local.

El conflicto judicial tiene su origen en la denuncia interpuesta por la comunidad de propietarios del edificio Santa Margarita, en cuyos bajos se encuentra el Tiki Beach. Después de haber valorado los testimonios y evidencias aportadas, el juez considera probadas las «graves molestias» que el pub genera sobre los vecinos.

Por otra parte, subraya que la empresa demandada ha estado ejerciendo su actividad durante más de cuatro años sin licencia de apertura y sin permisos para conciertos de música en vivo. Es más, los propietarios no hacen referencia a ningún tipo de actividad musical en su declaración responsable. Además, el juez pone en tela de juicio la calificación de «cafetería» con la que se inscribe el negocio y subraya los reproches de la Policía Autonómica respecto a su aforo.

La sentencia hace patente además los recelos del juez ante la declaración de tres agentes de la Policía Local. Especialmente se centra en uno de ellos, que ostenta el cargo de inspector, de quien llega a manifestar su convicción de que puede estar incurriendo en un delito de falso testimonio por sus contradicciones y vaguedades. «Las declaraciones son tan sorprendentes que a nuestro juicio, el asunto merecería una investigación penal a fin de comprobar si se ha podido incurrir en el delito descrito», señala.

Mediciones

Una de las pruebas con más peso es la medición efectuada por uno de los peritos, que concluye que el Tiki Beach sobrepasa con creces los decibelios permitidos por la normativa. En el interior del local, explica que se han llegado a alcanzar los 95, cuando la legislación advierte de que superar los 90 «puede provocar lesiones permanentes en el oído».

Tampoco mejora la cosa en el exterior, ya que según explica el juez,existen evidencias de que las cristaleras y puertas del local se mantienen abiertas y no se aprecia que el Tiki Beach haya pasado inspecciones relacionadas con su insonorización. El perito compara el nivel de ruido soportado por los vecinos al que se genera en una autopista.

En definitiva, la sentencia no deja lugar a dudas acerca de la relación entre la sobreexplotación del local, la música alta y el incumplimiento sistemático de las normativas con la imposible convivencia vecinal.

UN CONFLICTO QUE MARCÓ LA RUPTURA DE PSOE Y LIBERALES

La cruzada de los vecinos del edificio Santa Margarita contra los propietarios del ‘Tiki Beach’ tuvo también su variante política, ya que dio pie a la ruptura del pacto de Gobierno entre el partido de Gema Amor y el PSPV de Agustín Navarro. En febrero de 2015, la portavoz liberal acusó al alcalde socialista de haber puenteado a su concejal de Urbanismo (Vicente Juan Ivorra, de Liberales) para arremeter contra los vecinos de este inmueble en el Rincón de Loix con un expediente urbanístico, una decisión que los propietarios consideraron «arbitraria», máxime cuando sobre el pub pesaba un expediente, que derivó en una orden de demolición nunca ejecutada. Pese a que Navarro reculó y propuso el archivo del expediente, la comunidad de propietarios se querelló contra el consistorio por permitir actividades no legales en el pub. Los vecinos manifestaron además sus sospechas de que la reacción del ex alcalde podría haber estado motivada por las relaciones del propietarios del pub, Gianpaolo Camponovo -que fue accionista del Iberia Festival-con el equipo de Gobierno y pidieron que en caso de que la denuncia recayera en el juzgado número tres de Benidorm, la juez se abstuviera, al ser la esposa de Camponovo. Navarro manifestó que todo había sido un «malentendido» pero Amor no olvidó esta irregularidad cuando ofreció los motivos de la ruptura con su socio de Gobierno.
Un juez ordena cerrar uno de los pubs más polémicos de Benidorm
Un juez ordena cerrar uno de los pubs más polémicos de Benidorm

Fuente: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/07/02/559426c7268e3e9d6d8b4590.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *