El PSOE propone que las modificaciones presupuestarias superiores a 20.000 euros se sometan a consideración del pleno

Rubén Martínez señala que las exigencias de Cs y CBM respecto a la inclusión de sus enmiendas en los presupuestos han sido un “teatrillo” orquestado por el PP

El portavoz del grupo municipal socialista, Rubén Martínez, ha valorado el anuncio realizado ayer por el equipo de Gobierno del PP de incluir en el orden del día de las comisiones informativas el borrador de presupuestos de 2017 para su dictamen, después de asumir e incluir en el documento todas las enmiendas económicas trasladadas en los últimos días por los grupos Ciudadanos (Cs) y Ciudadanos por Benidorm (CBM). Un anuncio que para Martínez pone de manifiesto el acuerdo alcanzado entre PP, Cs y CBM para aprobar las cuentas municipales de 2017.

Según Martínez, lo vivido esta semana con las exigencias de Cs y CBM de no apoyar los presupuestos si sus enmiendas no se incluían en el borrador ha sido un “teatrillo” orquestado y dirigido por el PP.

“El lunes Ciudadanos en rueda de prensa, el martes Ciudadanos por Benidorm, y en menos de 24 horas el PP acepta todas sus propuestas. Esto no se lo cree nadie. Se ha confirmado algo que desde hace semanas sospechábamos. No entiendo por qué en vez de sacar pecho y defender el presupuesto que van a votar a favor, se esconden”, ha expuesto.

Asimismo, el portavoz socialista ha señalado que la estrategia mediática seguida por Cs y CBM y marcada por el PP ha sido peor que “un guión de película de serie B” que podría llamarse “los pagafantas del presupuesto”.

En cuanto al nuevo borrador de presupuestos avalado por los 13 votos de PP, Cs y CBM, Martínez ha indicado que “es peor que el de 2016”, sin la RPT de 2017 por ser “ilegal”, y que “continúa tolerando posibles casos de fraccionamiento de contratos o que empresas de caracoles asfalten la ciudad”.

El dirigente socialista ha avanzado que para poder controlar la ejecución presupuestaria y evitar que “el gobierno mueva vía decreto 11,6 millones del presupuesto, como en 2016, para destinarlos a fines para los que no se habían presupuestado”, van a presentar una enmienda para modificar las bases de ejecución.

En concreto, los socialistas proponen que las modificaciones presupuestarias superiores a 20.000 euros se sometan a consideración del pleno con carácter previo a su aprobación por el órgano competente.

Respecto al resto de propuestas elaboradas por el PSOE, Rubén Martínez ha explicado que son de carácter “político” y contrastadas con los técnicos, pero ha mostrado sus dudas de que puedan prosperar. “El año pasado el rodillo de PP, Cs y CBM machacó casi la totalidad de nuestras enmiendas. No sabemos si este año será igual”, ha finalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *