Los 8.000 euros para las fiestas de Beniardà casi provocan una moción de censura en Benidorm…

Lo que ha dado de sí un convenio del Ayuntamiento de Benidorm con el de Beniardà según el cual el primero le entregaba una cantidad económica y le aportaba medios materiales para las fiestas patronales de la localidad de la montaña en agradecimiento a la solidaridad del municipio de Beniardà, donde Benidorm es propietario de uno de los mayores acuíferos de la comarca, allá por 1978, cuando la localidad menos poblada de la comarca permitió la perforación de pozos que permitieran asegurar el abastecimiento de agua de consumo humano de la capital turística valenciana en el futuro. La única condición que puso hace más de tres décadas Beniardà es que les ayudaran a sufragar las fiestas patronales, que en los últimos años ha supuesto la entrega de 8.000 euros en metálico.

Pero sucede que, según el PP, en el presupuesto de 2015 no figuraba esta partida en concreto en el capítulo 4 de Fiestas, lo que condicionaba la concesión de la ayuda. Varios debates después, el PSPV presentó una moción hace 15 días para el próximo pleno instando al gobierno a que se pagara esta cantidad, aunque fuera a través de una modificación presupuestaria, moción que ha sido sometida al dictamen de la correspondiente comisión este lunes. El asunto ha generado un larguísimo debate de más de una hora, que se ha sucedido entre reproches, para que finalmente apareciera una propuesta del alcalde, Toni Pérez, que también ha elevado al próximo pleno, pero que fue firmada el viernes pasado, 18 de septiembre, en la que se aprueba el pago de 8.000 euros a Beniardà para colaborar en sus fiestas con cargo a una partida presupuestaria 10 9120 48900.

En román paladino, que un debate que se hubieran podido ahorrar todos los ediles porque la moción del día 7 de septiembre ya no tenía sentido en tanto que estaba resuelta con la propuesta de alcaldía para pagar la subvención, ha generado tal grado de indignación entre los ediles de la oposición que todos ellos han abandonado el salón del plenos donde tenía lugar la comisión informativa en señal de protesta, no sin que antes uno de los portavoces de la oposición advirtiera que “por este camino, poco durará este gobierno”.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha asegurado que se han sentido “engañados” por el gobierno local por haber escondido durante más de una hora que el pago a Beniardà estaba resuelto, aunque, al parecer, muchos de los ediles, o todos, desconocían que el alcalde, ausente por paternidad, hubiera firmado esa propuesta al pleno el viernes pasado que, de haberla conocido, les habría ahorrado un bochorno.

“Ha sido una falta de respeto”, ha asegurado el portavoz de Ciudadanos, Rafael Gasent, uno de los que más indignados ha salido del salón de plenos, donde ya llevaban cinco horas en las comisiones informativas. El de Compromís, Josep Bigorra, lo ha ceñido a una “falta de consideración”.

Aunque es cierto que el gobierno local, por intención o desconocimiento, o sea, deliberada o no intencionadamente, ha tratado en las comisiones de este lunes a toda la oposición de una forma poco razonable, haciéndola pasar por el aro de un debate estéril, más todavía si se tiene en cuenta la debilidad numérica de ese gobierno, no lo es menos que en otras ocasiones ha sido la oposición, tanto en las comisiones como en los plenos celebrados hasta hoy, quien se ha hecho perder el tiempo a sí misma, al gobierno, a los ciudadanos y a los periodistas con algunas propuestas disparatadas o debates estériles sin más propósito que intentar ridiculizar o dejar en evidencia a la otra parte.

Alargar las comisiones y los plenos sin sentido tiene estas cosas, que el ambiente se va caldeando, la crispación y el enconamiento se agudiza, y acaban saltando chispas por asuntos menores, como es que concejales que sin régimen de dedicación de ningún tipo perciban 374,20 euros (y este lunes, además, ha tenido lugar una Comisión Especial de Cuentas) crean que les han hecho perder el tiempo o les han tomado el pelo. Aunque parece que no hay forma de que en Benidorm, los ediles, todos, los del gobierno y la oposición, puedan afectarse y sobreactuar lo justo para el caso.

Los 8.000 euros para las fiestas de Beniardà casi provocan una moción de censura en Benidorm…
Los 8.000 euros para las fiestas de Beniardà casi provocan una moción de censura en Benidorm…

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/09/21/los-8-000-euros-de-las-fiestas-de-beniarda-casi-provocan-una-mocion-de-censura-en-benidorm/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *