La nueva contrata de la ORA entra en funcionamiento con dificultades para los usuarios

La nueva contrata de la zona azul y la grúa de Benidorm ha creado innumerables problemas, sobre todo entre los vecinos de las nuevas zonas donde a partir de este lunes hay que pagar por estacionar. Los parquímetros instalados obligan a introducir incluso la matrícula del vehículo, este lunes nadie sabía bien cómo funcionan y ni siquiera si había que pagar, por cuanto durante los primeros 15 días la empresa que los explota no tramitará las sanciones si no se abona por el estacionamiento.

La realidad es que la aplicación de las nuevas tarifas, un 17% más baratas -a 0,50 euros la hora de aparcamiento- y la exención de pago para residentes durante las primeras y últimas horas del día no se ha podido completar. El precio, efectivamente, es ese, pero el Ayuntamiento no ha abierto la oficina para solicitar la tarjeta de residente, lo que obliga a la empresa, según fuentes municipales, “a ser flexible en la aplicación de las nuevas condiciones” hasta que a lo largo de la semana se puedan completar los trámites.

Así y todo, a lo largo del día se observaron hasta colas en los nuevos parquímetros, así como quejas de los usuarios de la nueva ORA por la falta de información sobre su funcionamiento. Una de las vecinas de l’Aigüera confesó que el folleto informativo había llegado a sus manos el mismo lunes. Además, tampoco se sabe demasiado bien qué sucederá tras la adjudicación del servicio a una empresa que ha ofrecido un canon anual de 210.000 euros, además de renovar todas los vehículos y los postes de pago de la ciudad. La entrada en vigor de esta concesión llega después de que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales paralizara el pliego de condiciones tras un recurso de dos de las grandes empresas del sector, aunque su modificación levantó la suspensión cautelar que había decretado sobre el contrato y es una incógnita cuándo comenzarán a actuar las nuevas grúas, ya que, teóricamente, las viejas y los postes de pago antiguos ahora mismo son propiedad del Ayuntamiento.

Lo cierto es que la nueva concesionaria ha entrado a trabajar con el handicap de una evidente falta de información de los vecinos, aunque aseguran que se han repartido miles de folletos informativos hasta el punto de que se han agotado. Los vecinos de las áreas donde se ha pintado de azul la zona de estacionamiento que antes era blanca no sabían demasiado bien qué tenían o podían hacer.

El contrato con la anterior concesionaria, ParkControl 2000, SL., con la que el Ayuntamiento lleva seis años enfrascado para rescindirle el contrato, ha originado impagos a la Seguridad Social y la Agencia Tributaria que provocaron un agujero incalculable a las arcas del Estado y entre 1,5 y 1,8 millones -se podrá saber exactamente a partir de ahora- de deuda con la administración local por las mejoras que no ha hecho, según fuentes municipales. Una cantidad que deberá reclamar el nuevo gobierno en el juzgado ante la insolvencia de una mercantil que ha campado a sus anchas por varios municipios con gobiernos del PP.

Mientras todo eso se produce, la nueva concesionaria pretende trasladar el nuevo depósito de vehículos a la zona de l’Aigüera, concretamente entre los centres escolares y el Palau d’Esports, una sitio que este mismo lunes estaba en obras para allanar y asfaltar el suelo donde descansarán los nuevos vehículos que se retiren. Al parecer, desde esta misma semana habrá que trasladar los que ya acumulaba el depósito de la anterior empresa y los que empiece a enganchar la renovada grúa de la actual concesionaria a este nuevo espacio, si bien nadie ha informado todavía del cambio de ubicación del lugar donde trasladará la grúa los vehículos.

ORA6Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/06/02/la-nueva-contrata-de-la-ora-entra-en-funcionamiento-sin-informar-a-los-vecinos/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *