La Marina Baixa cierra el año hidrológico con la mitad de agua en los pantanos que hace un año

El año hidrológico ha terminado y este mismo jueves, 1 de octubre, comienza uno nuevo. Y da igual mirar los datos de uno u otro para darse cuenta de la situación de sequía en la que se encuentran los pantanos de la comarca que se encuentran a la mitad de capacidad que hace justo un año. Las lluvias de las últimas semanas apenas se han notado en los embalses y el agua trasvasada ha aliviado el caudal pero no para mejorar la situación.

A 28 de septiembre, el último parte que ofrece la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) sobre los embalses, el del Amadorio se sitúa al 5,19% de su capacidad; o lo que es lo mismo, solo cuenta con 0,82 hectómetros cúbicos de los 15,8 que puede llegar a tener. En un año, es decir, desde el 29 de septiembre de 2014, el pantano de La Vila ha perdido más de la mitad de agua ya que en esa fecha se encontraba al 13,55% de capacidad con 2,15 hectómetros cúbicos.

La situación del embalse de Guadalest es un poco mejor pero sigue siendo alarmante. Al cierre de este año hidrológico, el pantano se encuentra al 19% del total con solo 2,47 hectómetros cúbicos de los 13 que puede llegar a embalsar. Hace un año, el agua llegaba hasta los 4,27 hectómetros cúbicos, el 32,86% del total.

Las lluvias del pasado mes apenas se notaron en los pantanos a pesar de que en todo el año fueron más abundantes que en el periodo de 2013/2014 que mide la CHJ. Así, en el año hidrológico que acaba han caído 311 litros por metro cuadrado en la comarca frente a los 216,3 del pasado. En el del Amadorio se han registrado hasta septiembre de este año 256 litros por metro cuadrado mientras que en el de Guadalest han llegado a los 402 mm.

Con todo, y ante la situación de sequía, el Consorcio de Aguas de la Marina Baixa se vio obligado a pedir un trasvase de agua de 5 hectómetros cúbicos para garantizar el abastecimiento ante la situación de sequía que vive la comarca. Este suministro empezó a llegar a la comarca el pasado junio. Estaba previsto que el agua llegara de forma paulatina, comenzando con 350 litros por segundo a través de la tubería Fenollar-Amadorio, que sufrió una rotura en pleno proceso.

Desde el principio, el agua llegaba al depósito de la Estación Potabilizadora de Agua Potable (ETAP) de Benidorm, directamente al consumo de la capital turística valenciana, aunque se comenzó a enviar también una parte de ese caudal al pantano del Amadorio, que vio incrementada ligeramente su reserva de agua aunque no es suficiente. Así, sería necesario que las lluvias aparecieran este mes de octubre, cuando suelen hacerlo en la comarca, pero para que llenen los pantanos y no solo provoquen inundaciones y problemas en los municipios de la comarca.

La Marina Baixa cierra el año hidrológico con la mitad de agua en los pantanos que hace un año
La Marina Baixa cierra el año hidrológico con la mitad de agua en los pantanos que hace un año

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/10/01/la-marina-baixa-cierra-el-ano-hidrologico-con-la-mitad-de-agua-en-los-pantanos-que-hace-un-ano/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *