Hosbec reconoce el chasco del mercado ruso y reclama invertir ya en países del Este más estables

Todo el sector turístico estaba pendiente del mercado ruso. A nivel autonómico, y por supuesto en Benidorm, se esperaba que creciera de forma exponencial en 2014, después de varios años haciéndolo pausadamente. Pero el sector se ha dado de bruces con la realidad, porque la crisis de Ucrania -entre otras cosas- ha hecho que las expectativas no se hayan cumplido. Y tampoco lo van a hacer “los crecimientos intuitivos” que tenía la patronal Hosbec de cara a 2015, según ha reconocido este jueves su presidente, Toni Mayor.

Durante el tradicional encuentro navideño de Hosbec, Mayor ha adelantado que la fuerte bajada del precio del petróleo va a dar al traste con esas perspectivas, ya que el crudo es uno de los pilares de la economía rusa. Y con menos dinero en el bolsillo los rusos viajarán menos. A nivel global ya se están haciendo cálculos de cuál puede ser la caída de este mercado. De hecho, en la pasada World Travel Market de Londres se habló de descensos de hasta “el 40%”, según ha apuntado Mayor.

Claro que en el caso de Benidorm, esta bajada implicará no crecer y como mucho perder una cuota de negocio poco importante, puesto que hasta ahora los rusos no han llegado a representar más del 1% de las pernoctaciones hoteleras de la ciudad, salvo en momentos muy puntuales. Por el contrario, esta caída va a suponer un revés muy duro para destinos como la costa catalana.

Mayor, aunque convencido de que el mercado ruso “será rentable más adelante”, ha reclamado empezar a invertir ya en otros países del Este más estables como Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Moldavia o Kazajstán. Eso sí, “sin dejar de insistir” en los mercados tradicionales de Benidorm: España, Reino Unido, Portugal, Bélgica y Holanda.

Pero aunque la caída del precio del petróleo perjudica a la llegada de rusos, puede beneficiar el movimiento de otros mercados, ya que los desplazamientos serán más baratos y los consumidores tendrán más capacidad de gasto. Según ha explicado Mayor, esta coyuntura sumada a la revalorización del dólar -que encarecerá destinos que trabajan con esta moneda como El Caribe, Egipto, Turquía o el Mediterráneo no europeo- y el fortalecimiento de la libra frente al euro pueden mejorar la llegada de turistas a Benidorm.

Con estos factores sobre la mesa, el presidente de Hosbec ha indicado que 2015 puede ser muy bueno turísticamente. Y, lo que es más importante, puede ser el año en que se mejoren “los índices económicos del sector” y en el que se coja “el camino hacia la rentabilidad”.

Hosbec reconoce el chasco del mercado ruso y reclama invertir ya en países del Este más estables
Hosbec reconoce el chasco del mercado ruso y reclama invertir ya en países del Este más estables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *