El gobierno de Benidorm vuelve a aprobar por decreto la contratación de un asesor rechazada en comisión

La historia se repite. Como ya ocurrió en noviembre de 2016, el gobierno local del PP ha vuelto a aprobar por decreto una contratación de una asistencia externa que fue rechazada por la mayoría de grupos de la oposición, incluido Compromís Los Verdes, en comisión informativa. El concejal de Compromís y portavoz del grupo municipal, Josep Bigorra, reprobó la actitud del gobierno local, “que otra vez se desentiende de la voluntad mayoritaria expresada en comisión informativa”.

En la comisión informativa de hacienda del 20 de marzo, casi todos los grupos de la oposición votaron en contra de una resolución de aprobación de gastos que contenía la contratación por cerca de 18.000 euros de una asesoría externa para realizar informes sobre la afectación económica para el Ayuntamiento de Benidorm de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre las plusvalías municipales. Pues el 28 de marzo y por decreto, el gobierno local ha aprobado la misma relación de gastos, obviando la decisión tomada en la comisión informativa. Además, hay que recordar que esta contratación volvía a fichar el asesor externo que realizó la primera tasación del edificio de la estación de autobuses, cuya validez se puso en duda.

El portavoz del grupo municipal Josep Bigorra explicó que Compromís Los Verdes se posicionó en contra no sólo por la falta de resultados positivos de esta asistencia externa, sino porque considera que los técnicos municipales pueden desarrollar estos informes, sin necesidad de contratar de manera externa. “Pero parece que la posición de nuestro grupo municipal y de otros no es suficiente para cambiar la decisión del gobierno del PP, que se ha desentendido de lo expresado en comisión informativa y hace uso del decreto, como si tuviera mayoría absoluta”, subrayó.

“Aparte de menospreciar el voto en contra de los grupos de la oposición en la comisión de hacienda, el gobierno local es reincidente”, ha criticado Bigorra. El portavoz explicó que ya a finales de noviembre de 2016 actuó de la misma manera, es decir, obviando el voto contrario de los grupos municipales a una contratación por valor de casi 17.000 euros de una asesoría externa, en ese momento para elaborar memorias técnicas, redactar informes o vigilar obras municipales.

Bigorra reclama alguna explicación por lo que considera “una actitud autoritaria reiterada” y pide que los socios de gobernabilidad del PP, es decir, C’s y Ciudadanos por Benidorm, que aprobaron conjuntamente los presupuestos locales para 2017, también reclamen algún tipo de respuesta “ya que expresaron una firme voluntad de fiscalizar al gobierno local”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *