Fallece un delfín tras engancharse en un palangre en la isla de Benidorm

Una hora y media. Ese el tiempo que los veterinarios del Área de Recuperación del Oceanogràfic de Valencia y de Mundomar han estado intentando salvar a un delfín común que ha aparecido este domingo enganchado a un palangre -probablemente ilegal- en la isla de Benidorm. Sin embargo, el mal estado en el que se encontraba el animal, una hembra adulta, ha hecho imposible salvarlo y ha fallecido en aguas del puerto pasadas las 15.00 horas.

Unas cinco horas antes, una familia que estaba pasando la mañana del domingo en su barca junto a la isla ha avistado al delfín. Rápidamente han alertado a un grupo de buceadores del club Gised de Alicante que se encontraba en la zona, que al llegar hasta el cetáceo han comprobado que el animal estaba enganchado a un palangre, un aparejo de pesca. Tras cortar el hilo y liberarle, el delfín no ha roto a nadar por lo que, tras dar el correspondiente avisto, los buceadores han optado por trasladar al animal en una zodiac hasta el puerto.

Ya en el puerto, y ante la atenta mirada de decenas de curiosos, veterinarios de Mundomar le han suministrado las primeras atenciones y le han inyectado analgésicos a la espera del personal del Oceanogràfic, que es quien tiene que hacerse cargo del animal según el protocolo. Para entonces, sus constantes vitales estaban estables pero elevadas y presentaba úlceras en la boca, lo que hace pensar que el animal tuviera alguna patología anterior.

A su llegada, los veterinarios del Oceanogràfic han intentado estabilizarle, le han suministrado agua con suero y medicamentos, curado algunas heridas, intentado quitarle el anzuelo y aplicado un goteo. Sin embargo hora y media después su estado ha empeorado y el delfín ha empezado a convulsionar. Ante su “sufrimiento” y las nulas posibilidades de curación los veterinarios han optado por eutanasiarle. Ahora habrá que practicarle una necrópsia al cadáver.

Uno de los veterinarios del Oceanogràfic, José Luis Crespo, ha explicado los delfines comunes y los mulares suelen estar en aguas profundas, por lo que cuando se acercan hacia la costa suele ser porque están enfermos. De ahí que “la mayoría de las veces el desenlace sea la muerte”. De hecho, “el porcentaje de recuperación de cetáceos a nivel mundial es del 1%”, frente al de las tortugas que se sitúa en torno al 90%.

Tanto Crespo como el veterinario de Mundomar, Carlos Barros, han coincidido en que “no es normal que los delfines cojan comida de un palangre” a no ser que se encuentren muy débiles, lo que confirmaría que el animal ya estaba enfermo antes de engancharse en el aparejo.

Fallece un delfín tras engancharse en un palangre en la isla de Benidorm
Fallece un delfín tras engancharse en un palangre en la isla de Benidorm

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/03/01/fallece-un-delfin-tras-engancharse-en-un-palangre-en-la-isla-de-benidorm/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *