El TSJ avala que el Consell haga lo que quiera en su suelo del entorno de Terra Mítica

Han pasado más de cuatro años, con una suspensión voluntaria para negociar de por medio, pero finalmente el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana le ha dado la razón al Consell frente al Ayuntamiento de Benidorm y ha considerado que el Plan Especial de Usos e Infraestructuras (Pedui) del área del parque temático Terra Mítica avala que la Generalitat pueda hacer lo que considere en los 10 millones de metros que expropió para construir el recinto de ocio y otorgar cuantas concesiones considerase en esa especie de mini Plan General de que dispone la Administración autonómica dentro del PGOU de la capital turística valenciana.

Todo se remonta a hace cinco años. El entonces conseller de Territorio, Juan Cotino, firmó el 21 de febrero de 2011 la aprobación definitiva de la modificación 6 del Pedui que implicaba cambios en la ficha de ordenación de cinco parcelas de suelo no urbanizable, con 132.885 metros en total, que Enrique Ortiz e Hijos Contratista de Obras, SA. adquirió por 85 millones de euros, aunque luego vendió la mitad a las empresas Creambiente Mediterráneo, SL, e Implantación de Técnicas Innovadoras, SL, ambas del grupo Edival, por 42,5 millones. Estas parcelas formaban parte del suelo de reserva del parque Terra Mítica, la mercantil que las subastó en una notaría de Valencia en 2006 por un precio de salida de 60 millones para levantar la suspensión de pagos en la que se encontraba sumido desde 2004.

Entre los cambios que solicitó el propio Ortiz al Consell estaba la reducción a 2.000 metros de la parcela mínima, pasar la separación de lindes de 20 a 7 metros, aumentar una altura el suelo destinado a uso hotelero y a apartamentos turísticos e incrementar la altura de cornisa de 13 a 16,5 metros y la de cumbrera de 14 a 18 metros para los mismos usos. Finalmente, el empresario adquirió en 2006 el suelo en unas determinadas condiciones urbanísticas, pero casi cinco años después se sometió a una serie de modificaciones solicitadas por él mismo para adaptarlas a su conveniencia.

Entonces, el gobierno del PSPV decidió recurrir esa modificación puntual 6 del Pedui por varias razones. Entendía que vulneraba el principio de autonomía de las Entidades Locales, ya que solo la Generalidad Valenciana sería competente, directa o indirectamente, a través de empresas de capital íntegramente público para la modificación del Plan Especial y, además, alegó fraude de ley por cuanto se mantenía la clasificación del suelo como no urbanizable y, sin embargo, se le dotaba de una ordenación pormenorizada propia del suelo urbano o urbanizable y las determinaciones de la modificación del PEDUI serían contrarias a las del Plan General de Ordenación Urbana de Benidorm sobre suelo no urbanizable y suelo urbano, al pretender implantar una tipología edificatoria ajena al resto del término municipal permitiendo, por ejemplo, los áticos.

Pero el fallo del TSJ es contundente. Asegura que el Plan Especial puede perfectamente legitimar el uso hotelero en suelo no urbanizable común porque está expresamente admitido en determinadas condiciones por la Ley 10/2004 de suelo no urbanizable, que además establece la innecesariedad de la posterior Declaración de Interés Comunitario para los usos legitimados por el mismo. Más todavía “en la medida en que se trata de una actuación aislada y no se produce inserción en la malla urbana y, por tanto, es improcedente su clasificación”.

Según la sentencia nos encontramos “ante un marco urbanístico en el que una Administración supramunicipal, la autonómica, utiliza un instrumento de planeamiento previsto en el ordenamiento legal para ordenar un territorio, previamente constituido en patrimonio público de la Generalitat Valenciana, en el ejercicios de sus competencias estatutarias y legales, con la finalidad de promover su desarrollo económico y turístico mediante la creación de usos e infraestructuras que posibiliten la implantación de las áreas previstas (estructuras primarias, dotacionales y de equipamiento)”.

El Plan Especial Director de Uso e Infraestructuras fue aprobado definitivamente por Resolución del Conseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes el 10 de febrero de 1998 para la implantación singular de una actividad considerada de interés público en el ejercicio de las competencias de la Generalitat en materia de turismo, ordenación del territorio y urbanismo dentro de las finalidades de fomento de la economia regional que le incumbe tutelar. El mismo TSJ ya se pronunció en ese sentido el 18 de enero de 2002 en una sentencia que consideraba “la construcción de un parque temático se inscribe en las competencias atribuidas por el Estatuto de Autonomía como la promoción del turismo y del desarrollo regional” y “justifican la intervención de la Administración en beneficio del interés general”.

El TSJ avala que el Consell haga lo que quiera en su suelo del entorno de Terra Mítica
El TSJ avala que el Consell haga lo que quiera en su suelo del entorno de Terra Mítica

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/04/26/el-tsj-avala-que-el-consell-haga-lo-que-quiera-en-su-suelo-del-entorno-de-terra-mitica/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *