El TSJ avala las contribuciones especiales del Ayuntamiento a los vecinos de la Subzona C, pero anula el proyecto de urbanización de 2000

No es la primera vez,  en Benidorm las cuestiones afectas al urbanismo local van despacio. En este caso, el TSJ ha dictado una sentencia sobre una decisión municipal del año 2000, en concreto la aprobación del proyecto de urbanización de la Subzona C, un plan parcial que nunca llegó a desarrollarse, que finalmente ha sido anulado, aunque el Alto Tribunal valenciano en el mismo fallo ha avalado la decisión posterior del Ayuntamiento de llevar a cabo la urbanización del área a través de contribuciones especiales de hasta el 85% del coste de la obra.

El recurso presentado por varios vecinos de este barrio de Benidorm y aunque se dirigía la anulación de ambas decisiones, la aprobación del proyecto de urbanización y sus cuotas posteriores, el TSJ ha avalado la decisión final de Consistorio. El Ayuntamiento aprobó, mediante un decreto de Alcaldía el 20 de septiembre de 2000 dicho proyecto de urbanización, que fue sometido a información pública junto con el PAI para el desarrollo de la unidad de ejecución Ciudad Jardín Sierra Helada presentado por una mercantil.

Pero aquel PAI no llegó nunca a desarrollarse porque la empresa desistió y ahora el fallo confirma que era “un mero instrumento de desarrollo del programa”, carente de apoyo jurídico y que no existía un PAI aprobado en el que sustentarse”.

En cuanto a las contribuciones especiales, fijadas en su día en su día en el 85% del coste de la urbanización, la sentencia da la razón al Ayuntamiento porque no tenían por objeto la financiación del mencionado proyecto de urbanización sino cumplir el acuerdo del pleno el 28 de noviembre de 2000, junto con el pliego de cláusulas económico-administrativas particulares que regían el contrato de ejecución de las obras recogidas en ese proyecto.

La sentencia confirma que ese acuerdo plenario y las contribuciones especiales no son objeto del procedimiento, por lo que resuelve que la pretensión de los apelantes para que se declaren nulas no puede ser reconocida.

Las obras de la Subzona C fueron abonados en un 85% por los vecinos, que lo consideraron un agravio comparativo porque otras calles se habían urbanizado sin coste alguno para los propietarios, lo que les llevó a manifestarse repetidamente a las puertas del Ayuntamiento.

El coste previsto de aquellas obras se estimó en unos 3,6 millones de euros, aunque al final terminaron costando casi el doble.

El TSJ avala las contribuciones especiales del Ayuntamiento a los vecinos de la Subzona C, pero anula el proyecto de urbanización de 2000
El TSJ avala las contribuciones especiales del Ayuntamiento a los vecinos de la Subzona C, pero anula el proyecto de urbanización de 2000

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/08/11/el-tsj-avala-las-contribuciones-especiales-del-ayuntamiento-a-los-vecinos-de-la-subzona-c-pero-anula-el-proyecto-de-urbanizacion-de-2000/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *