El Síndic recomienda al Ayuntamiento que tome medidas para que los conciertos y actos en l’Aigüera molesten menos

En plena crisis aún sin resolver con asociaciones vecinales y plataformas ciudadanas a cuenta de las molestias que genera el ruido en determinadas zonas de ocio de la ciudad, al Ayuntamiento de Benidorm le ha salido un nuevo foco de quejas: el parque de l’Aigüera. Una vecina se ha dirigido al Síndic de Greuges para protestar por las molestias que le ocasionan los conciertos y actos que a lo largo del año se celebran en el auditorio Julio Iglesias del parque y para quejarse también del nulo caso que, según ella, presta la Policía Local a sus denuncias telefónicas.

A la vista de la queja, el Síndic se dirigió al Ayuntamiento para conocer su versión y ver hasta qué punto la vecina podía llevar razón. En un informe, el Ayuntamiento expone que “en determinadas ocasiones se realizan fiestas y especialmente conciertos” en el auditorio Julio Iglesias, que “por definición” está concebido para ese uso. Se trata de eventos siempre “debidamente autorizados” y que suelen ser más frecuentes en verano. Eso sí, desde que empezó la crisis económica la programación cultural y de eventos en el auditorio es “mucho menor” y ha caído en torno al “50%”. Es más, este verano varios espectáculos programados en el Julio Iglesias ni siquiera llegaron a celebrarse, la mayoría por la escasa venta de entradas.

El Ayuntamiento sostiene en su informe que salvo contadas excepciones, como la Concentración de l’Associació de Penyes, los actos o conciertos acaban como muy tarde a las 01.00 horas. Y remarca que si pasado el horario autorizado algún vecino llama para quejarse por el ruido la Polícia Local “actúa inmediatamente”, como lo hace también si la contaminación acústica procede de un evento no autorizado. Ahora bien, si la queja es dentro del horario autorizado, “lo único que puede hacer” la Policía “es informar a la persona que llama de la hora de finalización del concierto”. Y aunque esto no solucione “su problema” al menos le permite “saber cuándo va a poder descansar”, remata el informe.

Tras escuchar a las dos partes, vecina y Ayuntamiento, el Síndic ha recomendado a la administración local que adopte “las medidas necesarias para reducir al máximo” esas “posibles molestias”. Algo que hace tras recordar las leyes nacionales y autonómicas y la ordenanza municipal que hacen referencia a la contaminación acústica y en las que se fijan los límites máximos de ruido permitidos en horario diurno -de 08.00 a 22.00 horas- y nocturno -de 22.00 a 08.00 horas-: 55 y 45 decibelios respectivamente.

En su recomendación el Síndic recuerda además que la Organización Mundial de la Salud advierte de “las perniciosas consecuencias” que provoca una “exposición prolongada” al ruido: perturbación del sueño, hipertensión, neurosis, reducción de los comportamientos solidarios o aumento de las tendencias agresivas. Claro que eso sólo ocurre cuando el exceso de ruido es constante. Y ese no es el caso del auditorio Julio Iglesias, aunque no han sido pocas las actuaciones, fiestas y espectáculos que se han sucedido en el parque en los meses de verano.

Fuentes municipales han confirmado que el Ayuntamiento va a aceptar la recomendación del Síndic, aunque han insistido en que Benidorm “siempre ha sido ejemplo a la hora de conjugar de forma satisfactoria el ocio y el descanso”´. Aunque, eso sí, el equilibrio entre ambas se rompió hace un tiempo, según reconoció este verano el alcalde, Agustín Navarro, y de ahí que meses después se siga trabajando para buscar soluciones que permitan reducir los ruidos en el exterior de los locales de las zonas de ocio.

El Síndic recomienda al Ayuntamiento que tome medidas para que los conciertos y actos en l’Aigüera molesten menos
El Síndic recomienda al Ayuntamiento que tome medidas para que los conciertos y actos en l’Aigüera molesten menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *