El recién acabado 2014 es el mejor año turístico para Benidorm en más de una década, al menos en ocupación

El recién despedido 2014 ha sido el mejor año turístico para Benidorm en más de una década al menos en términos de ocupación, ya que se han superado todos los registros que había desde 2002. De hecho, según los datos provisionales con los que trabaja la patronal hotelera Hosbec, 2014 se cierra con una ocupación media anual del 82,4%, superando en ocho décimas el registro de 2013 y bastante por encima de las cifras que se lograron durante los peores años de la crisis económica. Se trata de una ocupación muy similar a la que se firmó en 2003, cuando el año hotelero acabó con un 82,3% de camas vendidas en el cómputo anual y un punto y medio por debajo de la mejor cifra obtenida en más de una década: el 83,7% de 2002.

A pesar de los buenos datos, el presidente de la patronal hotelera, Toni Mayor, ha reconocido que se esperaba más de 2014, un año que se abría con grandes expectativas de mejora. Mayor ha explicado que el “crecimiento” de la ocupación habría sido “aún mayor” sino hubiera sido por “el pinchazo” de la temporada alta.

Y es que, curiosamente, aunque el balance anual ha sido mejor que el de 2013 y en la segunda quincena de agosto y la primera de septiembre se alcanzó una ocupación por encima del 93% -93,5% y 93,1% respectivamente- el verano no ha funcionado tan bien como el del año anterior, sobre todo el mes de julio en el que confluyeron varias “circunstancias” que acabaron por afear los números. Entre ellas, “el cambio del calendario escolar” que retrasó el inicio de las vacaciones de muchos españoles y la buena meteorología que se vivió en el Reino Unido y que hizo que muchos británicos optaran por quedarse en el país para disfrutar de “uno de los mejores veranos climatológicamente hablando” de cuantos se recuerdan en aquellas tierras.

Pero incluso con ese pinchazo, la ocupación sólo ha bajado del 75% en enero, la primera quincena de febrero y todo diciembre, un mes que se han logrado picos de casi el 100% durante el Puente de la Inmaculada o la Nochevieja. Es más, aunque los británicos pisaran Benidorm menos que otros veranos, en el cómputo de todo el año se ha producido un incremento de turistas de esta nacionalidad. Concretamente, y según las cifras de Hosbec, en 2014 el número de clientes británicos creció un 4%; un aumento que se ha dejado sentir con fuerza en los coletazos del año y fundamentalmente durante las vacaciones navideñas.

De esta forma, y a falta de los datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Benidorm ha cerrado 2014 como el tercer destino nacional con 11,2 millones de pernoctaciones. De ellas, alrededor de 4,6 millones las hicieron británicos, el segundo mejor mercado turístico por detrás del nacional, que ha sumado 5.350.000 pernoctaciones.

Como ya anticipó Mayor en el tradicional encuentro navideño de Hosbec hace unas semanas, el mercado británico no es el único que ha mejorado en el último año. También lo ha hecho el holandés en un 5% -305.00 pernoctaciones en todo 2014- o el portugués, que ha crecido un 3% respecto a 2013 -alcanzando las 161.000 pernoctaciones- aunque sigue siendo un mercado prácticamente exclusivo del verano.

Incluso el mercado ruso y de los países del Este ha cerrado el año en positivo con un aumento del 18% y 77.500 pernoctaciones en los últimos doce meses. Claro que las perspectivas de crecimiento del mercado ruso eran mucho mayores cuando arrancó 2014. Tanto, que Hosbec reconoció hace unas semanas el gran chasco que se había llevado con el turismo ruso, que ha frenado su potencial crecimiento a raíz, entre otras cosas, de la crisis de Ucrania. Y como ya anticipó Mayor, la caída del petróleo no va a contribuir a que la situación mejore en 2015, puesto que el crudo es uno de los pilares de la economía rusa.

Ahora bien, aunque 2014 ha sido el mejor año en ocupación hotelera desde 2002, la rentabilidad económica no ha sido tan buena como lo era en aquella época, puesto que los precios que el sector rebajó durante el peor momento de la crisis económica siguen sin remontar lo que deberían.

Aún así, el sector hotelero hace un balance “positivo” del año acabado y encara 2015 con “nuevas expectativas de mejora”. A favor de estas expectativas está justamente la caída del precio del petróleo, que abaratará los desplazamientos. De hecho, en estos momentos el litro de gasolina es 20 céntimos más económico que en octubre. Además, Benidorm también puede salir muy beneficiada de “la evolución de los tipos de cambio de la libra frente al euro”, que va a hacer que a los británicos les salga a cuenta viajar a Benidorm más que a otros destinos del Mediterráneo que trabajan con el dólar.

El recién acabado 2014 es el mejor año turístico para Benidorm en más de una década, al menos en ocupación
El recién acabado 2014 es el mejor año turístico para Benidorm en más de una década, al menos en ocupación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *