El juzgado no encuentra a la empresa de Enrique Ortiz que urbanizó el polígono industrial

De traca. Terra Village Land, SL. se encuentra en “ignorado paradero”, según el juzgado de lo Social número 1 de Benidorm. Se trata de la sociedad de los contratistas Enrique Ortiz y Enrique Ballester que desarrolló el polígono industrial de Benidorm tras asumir la adjudicación de la condiciones de agente urbanizador que el PP le otorgó en 2002 a otra de las sociedades de Ballester, Benipoli.

La cuestión es que el representante legal de Terra Village Land tiene que asistir a un juicio el próximo día 23 de octubre en dicho juzgado de lo social, que no ha podido notificárselo para citarlo. Así que han decidido hacerle llegar su personación a través de la publicación de la celebración de la vista en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Se trata de un acto de conciliación y, en su caso, el subsiguiente juicio si no la hubiera por una demanda de ‘La Fundación Laboral de la Construcción’, la entidad encargada de implantar, desarrollar y divulgar la Tarjeta Profesional de la Construcción, le reclama a Ballester y Ortiz una cantidad de dinero indeterminada. El juzgado le advierte a Terra Village que aunque no compareciera al juicio, no se suspendería por incomparecencia y no impedirá la celebración del juicio, que “continuará sin necesidad de declarar su rebeldía, parándole el perjuicio a que hubiere lugar en derecho”, asegura la notificación publicada en el BOP.

También recoge que la citación del representante legal de la empresa es “al objeto de practicar la prueba de confesión en juicio, apercibiéndole de que de no comparecer podrá ser tenido por confeso en la certeza de las preguntas que se le formulen”. El juzgado requiere a Terra Village para que aporte al juicio el libro de matricula del personal, los recibos de los salarios y los boletines de afiliación y cotización a la Seguridad Social del tiempo de permanencia en la empresa urbanizadora del demandante. Y, finalmente, le solicita las escrituras de constitución y estatutos, que datan de 2002.

La realidad es que en relación a este plan parcial, este pleito es un asunto menor. El polígono está acabado, pero cerrado con otros asuntos judiciales pendientes. En  septiembre de 2007 Enrique Ortiz vendió a Rodamco Benidorm, SL, una parcela de 71.091,31 metros por algo más de 100 millones de euros con la condición de que la parcela debería estar disponible en 36 meses so pena de que el empresario alicantino le devolviera a la mercantil compradora 24 millones. Ortiz aportó como garantía un aval de la entonces CAM por ese importe que el futuro promotor ejecutó.

Sin embargo, Ortiz presentó otra demanda contra Rodamco, que se tramitó en el juzgado de primera instancia número 52 de Madrid, porque consideraba que el centro comercial no se ha construido por la falta de voluntad de la empresa, que en su día solicitó la suspensión temporal de la tramitación de la modificación del sector y la interpretación del Plan General que debía permitir la instalación de grandes superficies tras comprobar que la Dirección General de Carreteras paralizó las obras de los accesos desde la N-332, junto a la que se ubica el plan parcial. El Ayuntamiento y la empresa tampoco concretaron un convenio que permitiera modificar el PGOU porque Rodamco no ofreció contraprestaciones al Consistorio.

El juzgado no encuentra a la empresa de Enrique Ortiz que urbanizó el polígono industrial
El juzgado no encuentra a la empresa de Enrique Ortiz que urbanizó el polígono industrial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *