El gobierno le concede la licencia a un rastro de casi 200 puestos en 13.000 metros de suelo para no prevaricar por inactividad

Aderezada de la habitual afectación con la que todo se sucede en Benidorm, donde parece que cualquier asunto a largo plazo vaya a acontecer por advenimiento (véase el polígono industrial, el Armanello, las inversiones en un teleférico o en una pista de esquí, el Murtal y tantas otras), los dos portavoces del gobierno local, del PP, José Ramón González de Zárate y Lourdes Caselles, han comparecido para anunciar, no sin pesar, que no van a tener más remedio que concederle la licencia de apertura, y la posterior de obras, a una empresa holandesa que pretende instalar un rastro en suelo urbanizable del sector APR-3 lindante con la Avenida de la Comunidad Valenciana. Y todo porque pende sobre su tramitación una amenaza de los promotores de presentar una querella por prevaricación administrativa, ya que este nuevo mercadillo cuenta con todos los informes municipales y el autonómico favorables.

Se trata de una instalación no menor, sobre 13.000 metros cuadrados, de los que 8.000 se destinarán a la implantación de casi 200 puestos de venta. El 30% serán de antigüedades, el 20% para artículos usados, otro 20% para oportunidades, un porcentaje idéntico para artesanía y el 20% restante para otro tipo de ofertas. La concesión es para 10 años, pero el certificado de compatibilidad urbanística, que se les concedió en septiembre de 2013, la condiciona a que no se desarrolle este sector de suelo comercial. Si eso sucediera, el rastro tendría que ser desmontado sin coste para el Ayuntamiento.

Caselles ha manifestado su “sorpresa” por encontrarse el expediente tramitado por completo y sin posibilidades de frenar la apertura del establecimiento a cielo abierto. La edil de Actividades ha asegurado que el PP siempre se ha opuesto a su tramitación, pero ni ella ni De Zárate han conseguido explicar cómo habrían podido frenar una actividad a la que también se ha opuesto la asociación local de comerciantes Aico que, según fuentes municipales, ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia contra lo que consideran un nuevo mercadillo.

La cuestión es que este rastro cuenta, además de con el informe favorable de la compatibilidad del suelo, con otro del ingeniero técnico industrial relativo a las condiciones técnicas, que se remitió a la Dirección General de Consumo, donde, a su vez, se le dio la conformidad. El arquitecto municipal advirtió de unos defectos de forma que fueron subsanados y hasta la técnico de asuntos jurídicos informó favorablemente. Es más, el promotor de la iniciativa ha aceptado cumplir con otro informe de Ingeniería para instalar, en función del Plan de Movilidad, una señalización semafórica de vanguardia, y dispone del último informe favorable del departamento de Aperturas, aunque el mismo data de unos días después de las elecciones municipales.

Con todo esto en el expediente, y tras la reunión que, según ha reconocido Caselles, mantuvo el jueves con el promotor y un abogado penalista al que su cliente le habría encargado que preparara una querella contra el gobierno loca, la edil ha confirmado que este mismo viernes ha firmado la licencia de funcionamiento y apertura, que dará pie al otorgamiento de la licencia de obras para adecuar el suelo a las necesidades del futuro rastro, aunque los dos concejales del PP ya han advertido que vigilarán el cumplimiento de todos sus condicionantes y de que abran solo los cuatro días que autorizarán.

Con la nueva Ordenanza de Venta No Sedentaria en vigor, este nuevo mercadillo, que se unirá al municipal de Foietes, al del Racó de Loix y al Rastro Cisne, no habría podido tramitarse, pero el inicio del proceso es anterior a la aprobación de la propia normativa local y no puede tener carácter retroactivo.

El asunto es de tal trascendencia que el expediente incluye una carta del cónsul de Holanda en Alicante pidiéndole explicaciones al gobierno sobre la tardanza en concederle la licencia de apertura a una empresa de su nacionalidad.

Con todo, el gobierno local ha lanzado otro globo sonda: según De Zárate, están estudiando la forma de revocar esta autorización que se dio “en connivencia total” del anterior gobierno PSPV-Liberales con el promotor de la iniciativa porque, según ha dicho, le advirtieron de que el plano inicial, que traspasaba los límites del sector APR-3 hasta Armanello, se limitara al suelo del primero para evitar problemas si se desarrollaba el PAI del que era urbanizador Enrique Ortiz.

Es más, el portavoz del PP ha asegurado que el anterior concejal de Comercio, Conrado Hernández, “debería irse a su casa” porque “ha fastidiado a los comerciantes de Benidorm” y engañado a Aico. Pero si todos los informes técnicos municipales solicitados hasta ahora y el de la conselleria de Comercio, que dirigía Máximo Buch en el anterior Consell presidido por Alberto Fabra, se han manifestado favorablemente, difícilmente podrá prosperar esa revocación, salvo que sea indemnizando a la empresa.

Los socialistas han contestado con un comunicado en el que afirman que siempre han estado en contra de ese rastro. “El pasado 5 de junio solicité al Secretario municipal que emitiera un informe jurídico sobre si el procedimiento de tramitación de la licencia ambiental era correcta, si se habían cumplido las directrices marcadas por el acuerdo plenario del 22 de diciembre de 2014, y si al amparo de la nueva ordenanza de venta no sedentaria se podía denegar la licencia”, asegura Conrado Hernández. Y la contestación fue que no.

Más allá de la batallita política habitual entre los dos grandes partidos que han gobernado la ciudad los últimos 32 años, lo que queda de todo este nuevo enfrentamiento a cuenta de la herencia recibida es la instalación de un nuevo rastro en el que el gobierno intentará reservar un número determinado de puestos de venta para las asociaciones locales.

El gobierno le concede la licencia a un rastro de casi 200 puestos en 13.000 metros de suelo para no prevaricar por inactividad
El gobierno le concede la licencia a un rastro de casi 200 puestos en 13.000 metros de suelo para no prevaricar por inactividad

 

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2015/08/21/el-gobierno-le-concede-la-licencia-a-un-rastro-de-casi-200-puestos-en-13-000-metros-de-suelo-para-no-prevaricar-por-inactividad/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *