El gobierno asume la petición de Aico para que no se abra un nuevo mercadillo en la zona de Discotecas

La Asociación Independiente de Comerciantes (Aico) ha conseguido que el gobierno local de Benidorm se posicione en contra del permiso que la Dirección General de Consumo y Comercio de la Generalitat Valenciana le ha concedido a una empresa para la instalación de un nuevo mercadillo en suelo lindante con la Avenida Comunidad Valenciana en el APR-3, en la conocida como zona de Discotecas, frente a la estación de la ITV. Se trata de una o varias parcelas de suelo terciario donde el PP denunció hace dos semanas que se estaban realizando obras que, en realidad, eran tareas de allanamiento y desbroce del terreno.

Sin embargo, entonces nadie se pronunció sobre la conveniencia de este nueva autorización del Consell y no ha sido hasta ahora que se ha sabido que la petición de los propietarios era para instalar un rastro destinado a la venta de artículos usados, si bien la concesión de la Administración autonómica ha sido finalmente para un mercado al aire libre, lo que ha hecho saltar las alarmas de los comerciantes locales, ya que, según ha desvelado Hernández, el proyecto contempla una gran superficie de más de 2.500 metros cuadrados con 180 puestos y 10 bares y pretende abrir de jueves a lunes.

Es por lo que el alcalde, Agustín Navarro, y el concejal de Comercio, Conrado Hernández, se han reunido esta mañana con la Junta Directiva de la Asociación Independiente de Comerciantes (AICO) y su presidente, Rafael Gasent, para analizar la situación que generaría un tercer mercadillo en el municipio, que se uniría al de los miércoles de Foietes y al Pueblo.

“Políticamente estamos en contra”, ha asegurado el edil de Comercio, quien ha proseguido diciendo que “no voy a permitir este golpe al comercio local. Benidorm tiene ya una oferta suficiente de este tipo de comercios”. “Vamos a realizar todas las gestiones necesarias para impedir que prospere, ya que lo consideramos un ataque gravísimo al comercio local que pondría poner en jaque numerosos puestos de trabajo y el futuro de muchas familias”, ha apostillado Hernández antes de remachar: “Benidorm es un gran centro comercial que no necesita estos complementos. Seremos exquisitos en el procedimiento, aunque nosotros no podemos revocar una licencia”.

La primera medida que han decidido es solicitarle a la Generalitat una aclaración para descifrar qué ha sucedido con el uso autorizado, diferente al del solicitado, aunque al mismo tiempo los técnicos municipales están elaborando los informes pertinentes de Movilidad y Urbanismo. Por su parte, Rafael Gasent,también ha mostrado su rechazo a la propuesta. “Aico ni apoya ni comprende ni entiende que esto pueda hacerse”, ha dicho.

El gobierno asume la petición de Aico para que no se abra un nuevo mercadillo en la zona de Discotecas
El gobierno asume la petición de Aico para que no se abra un nuevo mercadillo en la zona de Discotecas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *