Compromís solicita que se proteja el pavimento de la Costera del Barco y el Carreró dels Gats de las obras

Tras la reciente autorización de diferentes obras en edificios y solares del barrio antiguo de Benidorm, el concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, Josep Bigorra, ha pedido al gobierno local que se tomen medidas para proteger el suelo empedrado del Carreró dels Gats y de la Costera del Barco cuando comiencen los trabajos de edificación.

Bigorra ha solicitado personalmente esta protección a la concejala de Patrimonio Histórico y Cultural y al concejal de Obras tras la Junta de Portavoces celebrada, ya que el lunes se autorizaron obras de demolición de un edificio de la Calle Mayor y a principios de mes también se han permitido derribos de casas en la misma vía y también en la Costera del Barco.

“Cuando empiecen estos trabajos, el Ayuntamiento debe asegurar que no hay ninguna afectación en el pavimento de estas calles, para preservar la idiosincrasia cultural e histórica propia del barrio y del casco antiguo de la ciudad”, señaló el portavoz. Bigorra se refiere a los escalones empedrados con dibujos geométricos de la Costera del Barco, calle donde se tirará un edificio, o los del Carreró dels gats, donde se encuentran motivos de diferentes imágenes con una fisonomía similar. Aunque esta última vía no será afectada por las obras autorizadas, Bigorra explicó que también hay que tenerla en consideración para futuras y posibles actuaciones urbanísticas en la calle.

En relación a esta solicitud, el concejal de Compromís ha comentado que “son acciones necesarias para proteger nuestro patrimonio y van en la línea de otras actuaciones o peticiones realizadas por nuestro grupo municipal, como la denuncia sobre el abandono del mural de Pedro Delso, o las mociones presentadas y aprobadas en pleno para conservar las fuentes históricas de la ciudad o para crear el catálogo de bienes de la ciudad”.

Referente al catálogo de bienes, cuya creación fue aprobada en marzo de este año, Bigorra ha comprobado que el departamento de patrimonio lo está elaborando, pero lamentó el retraso en ponerlo en marcha ‘no únicamente porque según la ley es obligatorio tenerlo desde 2008, sino porque las demoliciones autorizadas en el casco antiguo de la ciudad, en caso de haberse formalizado ya el catálogo de bienes, deberían haber pasado el filtro de si hay restos arqueológicos a conservar o si se trata de edificios históricos que había que conservar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *