Compromís critica el retraso para elaborar el Plan Acústico de Benidorm

La Ley 7/2002 de 3 de diciembre de la Generalitat de Protección contra la Contaminación Acústica obliga a los municipios de más de 20.000 habitantes a tener un Plan Acústico Municipal. El año pasado, en mayo de 2016, del Ayuntamiento de Benidorm contrató una empresa para realizar los estudios previos al respecto, de los cuales Compromís-Los Verdes solicitó copia y no ha recibido ninguna respuesta. Más de año y medio después, en este mes de diciembre, el gobierno local contrata de nuevo a la misma empresa para que continúe con la elaboración de la zonificación acústica y mapa de ruido. El concejal de Compromís y portavoz del grupo municipal, Josep Bigorra, critica el retraso para regular la contaminación acústica de la ciudad, a lo que se une a que desde hace más de un año no se convoca la comisión de seguimiento para el control de la contaminación acústica.

 “Por lo que respecta a regular el ruido de Benidorm, parece que el gobierno local no tenga ninguna prisa para cumplir la ley ni para cumplir las mociones que se aprueban por el pleno”, subrayó Bigorra. Se refiere así a que el Plan Acústico Municipal está lejos de realizarse, a la vista de los largos plazos de ejecución de trabajos del Ayuntamiento de Benidorm.

Concretamente, en mayo de 2016 se contrató la empresa Cecor para realizar un estudio previo en materia de ruido por 3.509 euros. “Estudio del que hemos solicitado por escrito copia de forma reiterada y del que no hemos tenido ni respuesta”, indica el concejal. Y ahora, más de año y medio después, en diciembre de 2017, el gobierno local contrata la misma empresa por 14.458,28 euros para seguir con el análisis previo, la elaboración de la zonificación acústica y la elaboración de mapas de ruido. A la vista de lo que el concejal considera “lenta acción del gobierno” en este ámbito, duda que el Plan Acústico municipal pueda estar terminado en esta legislatura: “No es sólo por los largos plazos que toma el gobierno local, sino porque faltan otros informes a realizar, como por ejemplo el del impacto social del ruido ambiental en la población, o el establecimiento de posibles medidas correctoras, y que aún no están ni encomendados ni contratados”. Además, una vez configurado el Plan Acústico, como ocurre con las ordenanzas y reglamentos municipales, debe ser sometido a exposición e información pública y a votación del pleno municipal.

“La confección del Plan Acústico Municipal y su puesta en marcha permitiría conocer las zonas donde hay más ruido y regularlas para facilitar una mejor convivencia entre nuestros vecinos y vecinas y visitantes y así hacer una ciudad más atractiva para todo el mundo”, explicó Bigorra.

Por otra parte, el concejal de Compromís también ha recordado la falta de continuidad de la Comisión de Seguimiento para el Control de la Contaminación Acústica que sólo se ha reunido en septiembre de 2016 durante esta legislatura. “Y se reunió en cumplimiento de una moción de nuestro grupo municipal aprobada en el pleno ordinario de junio de 2016, que precisamente buscaba controlar y regular el ruido excesivo en Benidorm”, aseguró Bigorra. El portavoz ha recordado que, en aquella moción también se aprobó que la Comisión de Seguimiento, donde estaban representantes miembros de la corporación, de asociaciones de vecinos y empresarias, revisara y actualizara la actual Ordenanza municipal nº 3 de Protección contra la Contaminación acústica y Vibraciones, vigente desde 2007. “Evidentemente, nada más se ha sabido sobre estos trabajos para que la comisión ya no se ha vuelto a reunir”, señaló Bigorra. Por todos estos motivos, el concejal solicita al gobierno local a que “acelere los pasos” para regular el ruido de la ciudad y así evitar futuros problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *