Ciudadanos propone regular en Benidorm los “Vehículos de Movilidad Personal” eléctricos

Cs alerta del incremento del uso de patines, seagways, monocilos y otros dispositivos eléctricos sin que exista una regulación sobre los mismos en la vía pública de la ciudad 

El Grupo Municipal Ciudadanos lleva al pleno del próximo lunes una moción para que se adapte la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Benidorm para regular el uso de los denominados “Vehículos de Movilidad Personal” (VMP) estableciendo las sanciones correspondientes. Según ha explicado el portavoz, Rafa Gasent, “durante los últimos años se ha incrementado considerablemente el uso de dispositivos de transporte de propulsión eléctrica como seagways, monociclos y uniciclos autoequilibrados, patines y patinetes eléctricos que pueden llegar a alcanzar los 20 kilómetros por hora, todos ellos en uso al amparo  de un limbo legal debido a que la Dirección General de Tráfico (DGT) no establece por Ley el uso de cada elemento”.

Desde el pasado mes de noviembre, según ha añadido el regidor, está vigente sin embargo una instrucción de la DGT que establece que “los Ayuntamientos establecerán limitaciones a la circulación en las vías urbanas, dependiendo, de la velocidad máxima por construcción, masa, capacidad, servicio u otros criterios que se consideren relevantes”. Además, estipula que estos “VMP”  podrán ubicarse físicamente en el ámbito de la calzada, siempre que se trate de vías expresamente autorizadas por la autoridad local, y que compete a la autoridad municipal autorizar o no su circulación por aceras, zonas peatonales, parques o habilitar carriles especiales.

Gasent ha añadido que “aunque Benidorm actualizó su Ordenanza de Movilidad hace pocos años para regular el uso de sillas eléctricas autopropulsadas, estableciendo sanciones leves de apenas 50 euros para quienes la incumplan, dicha normativa carece de una especificación sobre la regulación de los demás dispositivos eléctricos de transporte”. Esta situación genera peligrosidad para los peatones que transitan de forma ordinaria por nuestro espacio urbano, que son víctimas de accidentes; y genera inseguridad para los propios usuarios, que desconocen por dónde deben circular y en qué condiciones,  recibiendo en algunos casos indicaciones contradictorias de la Policía local, según nos han trasladado.

Por todo ello, según concluye el regidor, “nuestro grupo municipal entiende que ante esta circunstancia y dado los turistas cada vez demandan más el alquiler de VMP y su uso aumenta entre nuestros residentes, el Ayuntamiento de Benidorm debe iniciar los trámites para restringir su circulación y estacionamiento en función de su altura, ángulos peligrosos que puedan provocar daños a una persona en caso de atropello, peso, capacidad de frenada y velocidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *