Bibliotecas cerradas por Navidad

Cualquiera que sea lector espera la llegada de sus vacaciones para coger ese libro que tiene pendiente y devorarlo. También las vacaciones son el mejor momento para inculcar a los más pequeños el hábito de la lectura. De hecho, aprovechando que los estudiantes no tendrán que volver a las aulas hasta después de Reyes, la Concejalía de Patrimonio Histórico de Benidorm ha diseñado “diversas actividades de dinamización y animación lectora para niños y jóvenes”, según informó el propio Ayuntamiento el pasado 17 de diciembre.

El problema es que estos niños y jóvenes que quieran dejarse atrapar por un libro se van a topar con unas bibliotecas municipales que o no están abiertas en días clave o bien directamente estarán cerradas hasta el 7 de enero.

Justamente el mismo día en que el Ayuntamiento informó de las actividades de animación lectora programadas en la Biblioteca Central, el personal de la del Rincón de Loix colocó un cartel en la puerta en el que se anunciaba que hasta después de Navidad las instalaciones permanecerían cerradas. Una decisión que deja a los niños y jóvenes de este poblado barrio sin posibilidad de usar la biblioteca para el préstamo de libros, para hacer consultas o para preparar los exámenes de la Universidad que están a la vuelta de la esquina.

Y no será porque hay pocos estudiantes en esta zona de Benidorm. De hecho, en este barrio viven no sólo los alumnos del colegio público Serra Gelada, sino también de los dos centros del Salt de l’Aigua: el Mestre Gaspar López y el Gabriel Miró.

Mientras la del Rincón está cerrada a cal y canto hasta el 7 de enero, la biblioteca Central, situada en los bajos del edificio Capitol, está funcionando en su horario habitual, aunque también ha permanecido cerrada durante todo el día de Nochebuena y también en Nochevieja; dos jornadas que están reconocidas como laborales.

Pero, ¿por qué cierran las bibliotecas de Benidorm en unas fechas en las que la demanda puede ser superior a la de otros momentos? Pues fuentes municipales han asegurado que se trata de una cuestión de “falta de personal”. Al parecer a los habituales problemas de falta de manos se une el que bastantes trabajadores municipales se reservan vacaciones o días libres para Navidad.

Más allá de esta explicación, lo cierto es que las bibliotecas de Benidorm viven horas bajas desde hace ya algunos años. Y es que al drástico descenso del presupuesto se añade el que hace ya tiempo que la biblioteca Central no abre los sábados -ni siquiera en horario de mañana-; que la del Rincón, sólo opera una tarde a la semana -los miércoles-; y que la que había en el centro social José Llorca Linares dejó de funcionar como biblioteca al uso para reconvertirse en una suerte de sala de estudio y sucursal, en servicio sólo los miércoles.

Hace unos meses el concejal de Cultura, Conrado Hernández, responsabilizó al Gobierno Central, al de Madrid, de que las bibliotecas de Benidorm no puedan tener horarios más amplios. “La Ley de Sostenibilidad y Racionalización dictada por el Gobierno de Mariano Rajoy impide a este Ayuntamiento contratar a personal para poder cubrir todos los horarios”, argumentó Hernández. Algo que, según el gobierno local, sería indispensable para poder ampliar los horarios toda vez que los funcionarios adscritos a la Red de Bibliotecas se acogieron a su derecho a realizar jornada continua.

Bibliotecas cerradas por Navidad
Bibliotecas cerradas por Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *