Benidorm generó un desfase de 42.795 euros en contratos a parados a través del Servef

El gobierno local de Benidorm gastó en 2014 algo más de 42.795 euros por encima de lo presupuestado para contratar a desempleados a través del convenio de colaboración con el Servef, una fórmula que permite al Ayuntamiento incorporar personal a su plantilla pagando a medias el subsidio del trabajador y sin realizar ningún tipo de concurso u oferta pública de empleo. Así lo refleja un informe del interventor municipal, en el que el funcionario del área económica alerta de que ha interpuesto dos reparos al pago de las nóminas del mes de noviembre y diciembre de los contratados laborales del Servef, debido a la falta de crédito para atender dichos pagos. En ambos casos, el alcalde Agustín Navarro levantó por decreto los reparos, ordenando el abono de las nóminas y la aprobación de una modificación presupuestaria para dotar de fondos esta partida.

La advertencia del interventor hace alusión a las nóminas de los contratados a través de este convenio de colaboración en los meses de noviembre y diciembre. En el primer caso, afirma que el desfase económico alcanzó los 16.915,73 euros, para lo cual en fecha de 16 de diciembre el departamento de Recursos Humanos propuso ejecutar una modificación del presupuesto por esta cuantía. Ahora bien, el técnico alerta de que el cambio de partidas no tuvo en cuenta que en el mes de diciembre el presupuesto siguió disparándose, hasta sobrepasar en otros 25.880,09 euros la partida. Sumando ambas cantidades, se arroja un total de 45.795,82 euros que el Consistorio gastó de más en estas contrataciones, al margen de los 300.000 euros que tenía presupuestados para 2014 y fijados en el plan de ajuste como cuantía máxima a gastar en esta finalidad.

El grupo municipal del PP cargó ayer contra este desfase en el presupuesto por parte del gobierno local que, a su juicio, «a las puertas de unas elecciones vuelve a reproducir tics nefastos» de años pasados, principalmente 2010 y 2011, cuando se llegaron a gastar cerca de 800.000 euros anuales en este tipo de contratos y sobre los que la Sindicatura de Cuentas detectó numerosas irregularidades debido a la falta de fiscalización y de crédito suficiente para abonar el pago de las nóminas.

Ante aquellas advertencias del órgano auditor, en junio de 2012, la edil de Personal y Hacienda, Natalia Guijarro, finiquitó el antiguo convenio con el Servef y estableció uno nuevo, con el objetivo de reducir la cuantía de los trabajadores que podía contratar el Ayuntamiento, que pasó de 92 a alrededor de 30, y fijar el presupuesto máximo en 300.000 euros, como se estableció en el plan de ajuste.

Las plazas de la discordia
No obstante, al menos a juzgar por el informe del interventor, en los pasados meses de noviembre y diciembre el Consistorio volvió a exceder el gasto en este tipo de contrataciones, la gran mayoría de las cuales, según aseguraron fuentes municipales, han ido a cubrir puestos de servicios técnicos –un departamento controlado por la liberal Gema Amor– y conserjes, las plazas que han ocasionado esta semana el último desencuentro entre liberales y socialistas al hilo de los presupuestos.

Como ha contado días atrás este diario, la edil de Hacienda y Recursos Humanos planteó la posibilidad de elevar una consulta a la Subdelegación del Gobierno para incluir en los presupuestos de 2015 fondos para sacar a concurso público la cobertura de plazas de conserjes municipales, lo que Amor calificó como «una forma de volver a las andadas con el tema de los contratos, que va a llevar a miembros de esta corporación ante los tribunales».

La líder de los liberales también consideró más conveniente que estas plazas continúen cubriéndose a través de planes de empleo, entre ellos éste del Servef, para los que el único requisito es que el trabajador que se quiere contratar «esté inscrito en las listas del paro» y para el que no se realiza «ninguna otra prueba selectiva», según señalaron estas mismas fuentes.

«Todo sigue igual» para el PP
El portavoz del grupo municipal del PP, Antonio Pérez, lamentó ayer que «mientras los ciudadanos de Benidorm venimos soportando la fiscalidad local más alta de la historia, el gobierno sigue sin aplicar sus propios compromisos en la gestión del gasto», poniendo este desfase presupuestario como ejemplo. Asimismo, cargó contra el secretario general del PSOE, Rubén Martínez, y contra la teniente alcalde Gema Amor: «Con ella gobernando todo sigue igual en materia de personal, con la gravedad añadida del Plan de Ajuste, las advertencias de la Sindicatura de Cuentas y del Presupuesto 2014, arrojando un desfase, confirmado en ese decreto, de 42.795’82 euros, más de 7 millones de las anteriores pesetas».

Por su parte, la concejal de Hacienda y Recursos Humanos, Natalia Guijarro, confirmó que se ha realizado una modificación presupuestaria para cubrir los 42.000 euros de más que ha costado la contratación de personal del Servef durante los meses de noviembre y diciembre. «Es un trámite que carece de importancia y se ha realizado siguiendo los criterios marcados para ello. No estamos ante ninguna irregularidad y, además, se ha realizado con total transparencia, porque había dinero sobrante en otras partidas y se podía hacer», dijo. Tras su bronca del miércoles con Amor, la edil Guijarro, no obstante, no quiso entrar en más valoraciones sobre las áreas en las que se llevaron a cabo estas contrataciones.

Benidorm generó un desfase de 42.795 euros en contratos a parados a través del Servef
Benidorm generó un desfase de 42.795 euros en contratos a parados a través del Servef

 

Fuente Diario Información: http://www.diarioinformacion.com/benidorm/2015/01/16/benidorm-genero-desfase-42795-/1588580.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *