Benidorm cifra en 1 millón de euros lo que no ingresará del Estado al perder de un plumazo 4.700 habitantes

Alrededor de un millón de euros. Esa es la cantidad que Benidorm dejará de recibir del Estado después de que el padrón municipal haya perdido de un plumazo más de 4.700 habitantes; 4.758 para ser exactos, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) que establecen que la población de la ciudad es de 69.010 personas. Ese es el dato de población que se da por válido a 1 de enero de 2014 y el oficial hasta dentro de un año, momento en que se publicará el nuevo número de habitantes, que el gobierno local ya ha adelantado que será al alza.

El concejal de Presidencia, Conrado Hernández, ha recordado este martes que este descenso de la población está relacionada con la directiva de empadronamiento que afecta a ciudadanos de otros estados de la Unión Europea y de otros países con autorización de residencia permanente. Todos ellos están obligados cada cinco años a renovar su inscripción en el padrón municipal. Lo que ocurre es que muchos no volvieron a inscribirse, bien porque no residen ya en Benidorm, porque no sabían que tenían que renovar el empadronamiento o porque consideran que estar censado no les aporta ninguna ventaja.

Sea por una cuestión o por otra estos ciudadanos no estaban inscritos en el Registro Central de Extranjeros y el INE indicó que había que darlos de baja. Ahora bien, la cifra de bajas propuesta por el INE superaba las 9.000 personas, en su mayoría extranjeras, lo que habría dejado a Benidorm con poco más de 64.000 habitantes y con 2 millones de euros menos al año de transferencias del Estado.

A la vista de esta propuesta Benidorm intentó localizar a esas más de 9.000 personas. Para ello, y sin posibilidad de contratar personal extra por las limitaciones del plan de ajuste, el Ayuntamiento puso a siete notificadores municipales a peinar más de 26.000 viviendas de las algo más de 29.000 que hay en Benidorm y de esta forma se consiguió que 4.418 personas se empadronaran o renovaran su empadronamiento. De ahí que la sangría final de habitantes no haya sido tan elevada como proponía el INE.

Hernández ha asegurado que el INE planteó esta rebaja de población por razones “únicamente económicas”, para que el Estado tuviera que dar menos dinero a los municipios. “El Gobierno pretendía esquilmar lo que pudiera a los Ayuntamientos”, ha manifestado.

Más allá de las razones, lo cierto es que este descenso de población se va a notar en este 2015, porque según los cálculos de los técnicos municipales el Ayuntamiento recibirá de Madrid alrededor de un millón de euros menos que en años anteriores puesto que se estima que cada habitante se traduce en 222,17 euros. Pero además a ese millón de euros habrá que sumarle “otras transferencias autonómicas o provinciales que se calculan en base a la población empadronada”, por lo que la cifra final podría duplicarse.

Sin poder cambiar ya hasta final de año la cifra oficial de 69.010 habitantes, Benidorm sigue trabajando por conseguir que todos los que residen en la ciudad se empadronen. Por lo pronto, en todo el 2014 lo habrían hecho cerca de 2.000 personas. De hecho, el dato provisional de población del padrón municipal a 1 de enero de 2015 es de 70.917 personas y esa es la cifra que se va a trasladar al INE. Un número que el INE tendrá que confirmar y que si se acepta será el oficial de población a 1 de enero de 2015, ya que siempre se computan al año siguiente.

Hernández ha atribuido esa subida de población a varias cuestiones; entre ellas, “el buen funcionamiento de la ciudad y la ocupación hotelera que se convierte en un revulsivo para la gente que busca trabajo”. Aunque las cifras de desempleo no siempre dicen eso.

De confirmar el INE el dato del padrón, Benidorm volverá a superar la barrera de los 70.000 habitantes, una cifra de población de la que no bajaba desde 2007. Desde el Ayuntamiento se sostiene que este descenso de residentes ha sido consecuencia directa de la crisis, que ha llevado a muchos extranjeros a volver a sus países de origen ante la imposibilidad de ganarse la vida en España. La principal fuga de habitantes se ha dado entre la población ecuatoriana y marroquí.

Pero el objetivo de Benidorm sigue siendo alcanzar a medio plazo los 75.000 habitantes. Para eso, entre otras cosas, se van a revisar las alrededor de 3.000 viviendas que no pudieron visitar los notificadores, para intentar que los residentes se empadronen.

Benidorm cifra en 1 millón de euros lo que no ingresará del Estado al perder de un plumazo 4.700 habitantes
Benidorm cifra en 1 millón de euros lo que no ingresará del Estado al perder de un plumazo 4.700 habitantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *