AICO acudirá al TSJ para tratar de impedir que se abra el nuevo mercadillo

Los comerciantes de Benidorm van a emprender acciones legales para intentar impedir que se abra el nuevo mercadillo de 13.000 metros cuadrados proyectado por un empresario en la avenida Comunidad Valenciana, frente a las instalaciones de la ITV. Y lo van a hacer convencidos de que este mercadillo, que se encubrió como rastro, va a “perjudicar al comercio local y a la imagen de Benidorm”.

El presidente de la Asociación Independiente de Comerciantes (AICO), Rafael Gasent, ha anunciado que antes del 7 de enero se va a presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ) contra la resolución de la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo que autoriza un “mercado libre de venta no sedentaria”. Una autorización que llegó después de que el Ayuntamiento emitiera dos informes “favorables”, uno de compatibilidad urbanística y otro de condicionantes del tráfico.

Todo eso ocurrió mientras AICO y el Ayuntamiento trabajaban justamente en la ordenanza que regula la venta no sedentaria. Pero en esas reuniones, según Gasent, nadie del gobierno informó a los comerciantes de que un empresario quería instalar lo que entonces se creía un rastro de antigüedades de 13.000 metros cuadrados, 8.000 de los cuales destinados a 180 puestos de venta. Tampoco se les pidió opinión, ni se les dijo que se estaba tramitando el expediente o que había dos informes municipales que no ponían trabas. De todo eso se enteraron “hace un mes” al ser alertados por un comerciante. Para entonces, “la autorización ya estaba dada”.

Desde AICO han criticado el “silencio” del Ayuntamiento -hace unas semanas el gobierno negó el mercadillo y aseguró que sólo se estaba haciendo en la parcela un desbroce- y se han mostrado sorprendidos “por el secretismo” y “por la rapidez” con la que se ha tramitado este expediente, en apenas “dos meses”. Han recordado además que no hace mucho el Ayuntamiento tumbó una petición similar al considerar que la apertura afectaría al tráfico de la avenida Comunidad Valenciana, un argumento que no ha usado en este caso.

También han recriminado a Conselleria que no les consultara, a pesar de ser la asociación de comerciantes “más numerosa” de la Comunitat, y que el gabinete de Máximo Buch no haya tenido en cuenta cómo puede afectar este mercadillo a la imagen turística de Benidorm.

Los comerciantes han señalado que con este recurso pretenden evitar un nuevo caso como el del mercadillo Pueblo, que obtuvo la licencia por silencio administrativo hace ya décadas y que en este tiempo se ha visto inmerso en numerosas batallas judiciales.

Por lo pronto, AICO va a pedir al TSJ una “medida cautelar” para intentar suspender la autorización que ha dado la Conselleria, aunque han reconocido que será difícil conseguirla. Además, van a exigir al Ayuntamiento que no conceda la licencia de apertura que ya ha solicitado el empresario y con la que el mercadillo podría empezar a operar. Y ahora habrá que ver qué hace el gobierno, que queriéndolo o sin querer se ha enredado en este asunto.

El Gobierno insiste en que se opone

El concejal de Comercio, Conrado Hernández, ha insistido este miércoles en que la voluntad “firme y clara” del gobierno es impedir la puesta en marcha del mercadillo. Incluso el propio alcalde, Agustín Navarro, trasladó a los comerciantes que “no quiere ser el alcalde del tercer mercadillo”.

Otra cosa es que a estas alturas el gobierno pueda cambiar el paso y que la ley se lo permita. Porque lo cierto es que los informes técnicos no ponían ningún reparo al mercadillo, por lo que para bloquear el mercadillo al Ayuntamiento le tocará ir contra sus propios actos, si es que puede. De entrada, Hernández ya ha aclarado que “el gobierno no puede interferir” en los informes que elaboran los técnicos “de acuerdo a su criterio profesional y a la normativa existente”. Pero además, con la autorización de Conselleria sobre la mesa el Ayuntamiento no puede sin más negarse a otorgar la licencia de apertura.

Hernández, que ha exculpado al Ayuntamiento de todo, ha asegurado que “estamos trabajando para evitar que prospere” el mercadillo y ha añadido que “se ha pedido una aclaratoria a la Generalitat sobre el tipo de establecimiento permitido” a la que todavía “no hemos recibido respuesta”. El responsable de Comercio ha remarcado que este nuevo mercadillo, que sería el tercero de Benidorm, supone “un ataque gravísimo al comercio local que podría poner en jaque numerosos puestos de trabajo y el futuro de muchas familias”.

AICO acudirá al TSJ para tratar de impedir que se abra el nuevo mercadillo
AICO acudirá al TSJ para tratar de impedir que se abra el nuevo mercadillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *