569 denuncias por venta ambulante en las playas en solo un mes

La sección de playas de la Policía Local levantó durante el mes de julio de este año 569 denuncias por venta ambulante en los arenales de Benidorm, un 2% más que el año anterior. Es el principal dato que han trasladado el edil de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, y el intendente jefe de la Policía Local, Juan Fuertes al realizar un balance de los servicios prestados por esta sección policial que se reforzó a finales de junio y hasta final de verano con diez agentes interinos.

En julio se registraron 569 denuncias frente a las 558 de 2014, pero sumando también las de junio de este verano, las intervenciones de la policía en las playas se elevan a 807. Como consecuencia de estas actuaciones, se levantaron 230 actas por depósito de mercancías incautadas a los vendedores ambulantes en  junio y otras 327 en julio, 5567 en total. Aunque el concejal ha explicado que ese incremento del mes pasado “es consecuencia de haber incorporado a los diez agentes interinos en la sección de Playas”, lo que habría permitido perseguir de forma más efectiva estas actividades ilícitas, lo cierto es que el 23 de junio de 2014 también tomaron posesión 10 nuevos agentes para vigilar las playas de la ciudad.

Y aunque el mes pasado bajaron las intervenciones por hurtos (21 frente a las 37 de julio de 2014), es preocupante el incremento de las íntervenciones contra los trileros, ya que han pasado de las 12 de julio del año pasado a las 31 del mismo periodo de 2015. La Policía Local lleva acumuladas ya más de 300 denuncias por trile en lo que va de 2015, “una proporción superior a la del año pasado”. Además, se han triplicado las denuncias relacionadas con el consumo de alcohol en la playa o en el paseo marítimo de Levante o Poniente, con un total de 34 frente a las 11 del año pasado.

Con todo, Lorenzo Martínez ha abogado por “dotar a esta sección de la Policía Local de más medios para poder controlar este tipo de actividades”. Esos medios, en este caso, siempre son humanos, por lo que ha recordado la necesidad  incrementar esta brigada con cinco agentes más.

Una de las características de estas sanciones en la vía pública es la dificultad que tienen para ser cobradas. La propia notificación de las mismas se convierte en toda una odisea, ya que la mayoría de las personas que infringen las ordenanzas municipales no residen durante el resto del año en la ciudad y ni siquiera tienen un domicilio estable. Lo habitual es que se convierta en una misión imposible.

Pero las estadísticas policiales de los arenales de Benidorm no se refieren solo a las intervenciones represivas. Entre junio y julio, los agentes de playas también han atendido a cuatro personas con parada cardíaca, han localizado a 87 menores en las playas y a otras 56 mayores. Además, el servicio policial de la lancha marítima han tenido que advertir a 365 usuarios de que estaban fuera de la zona de baño o pescando con caña en lugares no autorizados.

569 denuncias por venta ambulante en las playas en solo un mes
569 denuncias por venta ambulante en las playas en solo un mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *